Nuevos mensajes por el Día Internacional del Teatro para Niños y Jóvenes

El 20 de marzo es el  Día Internacional del Teatro para niños y jóvenes.Para celebrarlo ASSITEJ Internacional realiza anualmente una campaña a través del mensaje “Lleve un niño al teatro hoy”, donde teatristas de todo el mundo abren sus puertas para sumar a niños y jóvenes a la magia de su arte. Desgraciadamente este 20 de marzo del 2020  los teatros estarán cerrados,los artistas y espectadores se mantendrán recluidos en sus casas, esperando a que esta terrible pesadilla termine.

El Centro Cubano de la ASSITEJ agradece inmensamente a todos los científicos, profesionales de la salud, trabajadores sociales y a todas las personas que día a día están  trabajando  infatigablemente para combatir al COVID 19  y proteger a la humanidad. En cuanto a nosotros, los teatristas, estaremos en casa, trabajando en nuevas ideas para poder compartir con nuestro público cuando todo vuelva a la normalidad, entonces podremos  reabrir los teatros donde  celebraremos juntos, y con más fuerza, la vida y la fraternidad  entre los hombres.

Irene Borges, Presidenta del Centro Cubano de ASSITEJ

La compasión y la empatía

Desde que lanzamos nuestra campaña del Día Mundial del Teatro para Niños y Jóvenes, que se extiende hasta el 20 de marzo, con el lema “lleva un niño al teatro”, mucho ha cambiado. Para muchos en muchas partes del mundo, no es práctico, posible o aconsejable llevar a los niños al teatro, y muchos de ellos pasarán días en el interior, encerrados en sus propios hogares, sin oportunidades de conexión o estimulación más allá de lo que la televisión puede proporcionar.

Pero piense en aquellos niños que no tienen hogares cómodos donde puedan estar recluidos, que no tienen padres con recursos para proporcionarles televisores, libros, juegos de lego, jardines o mascotas para mantenerlos ocupados. Niños cuya realidad diaria es una habitación individual compartida con muchos otros, con muy pocas pertenencias personales que puedan llamar suyas. Niños sin acceso a agua corriente para lavarse las manos con la frecuencia recomendada y ciertamente no tienen acceso a los desinfectantes de manos caros. Niños, que no podrán aprender desde casa a través de medios en línea, ya que no tienen acceso a Internet. Niños cuya única comida segura proviene de la escuela que ahora estará cerrada por un período de tiempo. Y, por supuesto, si bien su salud tiene menos probabilidades de verse afectada negativamente por la pandemia que la de sus padres y abuelos, ¿quién los cuidará si sus padres y abuelos enferman o mueren como resultado de las complicaciones del Covid-19? Y de manera menos dramática, pero igual de importante, las familias cuyas vidas dependen de las ganancias de alguien con salarios diarios, que, si son despedidos o se les dice que se queden en casa, no tendrán recursos para sobrevivir en condiciones de cuarentena prolongada.

Las soluciones que el llamado mundo desarrollado está encontrando para enfrentar al Covid-19 no siempre son replicables en muchos países y contextos. Los desafíos pueden ser aún más intensos. En este momento, necesitamos invocar las cualidades que el teatro (y otras formas de arte) pueden cultivar en nosotros, las de compasión y empatía. Más que nunca, debemos pensar en nuestros vecinos, nuestras comunidades y aquellos con menos acceso. Necesitamos unir nuestras energías y esfuerzos con lo que es responsable, lo que importa y lo que es apropiado para nuestras condiciones y situaciones, donde sea que estemos.

¡Y tenemos que recurrir a encontrar cada gramo de creatividad! En lugar de llevar a un niño al teatro, podemos leer una obra de teatro en voz alta, representar escenas en casa, crear oportunidades para juegos imaginativos con lo que esté a la mano y dónde podemos usar o agregar a los vastos y crecientes recursos en línea del teatro y experiencias artísticas, para hacerlo. Estos pueden incluir la narración de cuentos en la lengua materna y la lectura de libros, videos de producciones, películas animadas, talleres de artes creativas con recursos cotidianos, etc. .

Recordemos que la búsqueda de “lleva un niño al teatro” no es una solicitud única, que depende de un solo día. Esto es parte de una campaña mundial en curso para dar a más niños de todas partes acceso a experiencias artísticas significativas. Que nuestro 20 de marzo de 2020 se trate de hacer llegar este mensaje a todos los que necesitan escucharlo.

Y dejemos que el Covid-19 sea una coma en una oración en la historia de la necesidad fundamental de la humanidad y su compromiso con las artes que continuará desarrollándose continuamente.

Presidente Yvette Hardie y el Comité Ejecutivo de ASSITEJ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.